Ya hemos hablado de las características de esta maravillosa raza y a continuación, queremos compartir contigo información importante sobre los cuidados del American Bully y lo que debes tener en cuenta para su desarrollo.

Esta raza tiene un pelo corto, por lo que es fácil de manipular, no necesita peinados especiales y requiere de pocos cuidados. Es importante utilizar un champú especial de perros a la hora del baño.

Debemos bañarlos cada dos o tres semanas para evitar los malos olores y sobre todo, irritaciones en la piel, por lo que el secado al solo será necesario para que su pelaje se desarrolle de forma sana.

Seca las arrugas del perro minuciosamente con tal de evitar enfermedades en su piel o irritaciones que supongan llevarle al veterinario en el futuro.

Los paseos deben hacerse dos veces al día mínimo y llenos de actividad física para ejercitarlos, sin abusar de ellos, ya que esto podría traer una enfermedad osteoarticular, lo que provoca luxaciones severas.

Hay que tener cuidado con esta situación, porque al pasar los años, la raza tiene propensión a la displasia de cadera o de codos. Visita al veterinario al menos una vez al mes.

Contáctanos. Somos un criadero de perros profesional especializado en la raza de American Bully en sus diferentes tallas, estamos ubicados en la ciudad de Pachuca, Hidalgo.